Sant-a Joan-a


Como todas las celebraciones, Sant-a Joan-a cuenta con la víspera y la totalidad del día, ambos momentos bien aprovechados por distintos sectores de la población, para detenerse y brindar por no sé qué santo o no sé qué amigo. Un acto celebrado la madrugada del 23 de junio en Barcelona con pirotecnia familiar aceptada, cañones de fuego y colores en cada plaza, hogueras de desamores, brisas marítimas y chapuzones estivales. Música tradicional, coca de lladrons y lectura en compañía de Bess-Jodorowsky. La que era la madrugada más corta del año ha dejado de serlo en 2007 porque el calendario continúa el curso intermitente hacia el futuro y la rotación de la tierra tiene 365 días, 5 horas y 49 minutos. Fracciones de tiempo corregido los febreros bisiestos pero que nunca ofrecerán ya el mismo día en diferente año. La que por circunstancias concretas fue en alguna festividad de Sant Joan la noche más corta del año se aleja cada vez más del mito inicial

Una fiesta celebrada con fuerza la mañana del 24 de junio en el Puerto de Ciutadella donde la verbena destapa el verano con juegos de caballos solitarios o galopes a dos bandas, jinetes jóvenes que callejean y brindan pomadas a los mayores en una isla que mira hacia el mar constantemente. Una celebración con connotaciones religiosas y románticas que celebrada en la cumbre de la Sagrada Familia, ideada por el arquitecto modernista Antoni Gaudí, cobra un sentido cuánto menos diferente.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
QUEREMOS UN NUEVO POST!!!
joana abrines ha dicho que…
gracias por animarme a seguir escribiendo. voy a intentarlo.
Anónimo ha dicho que…
DE NADA, A TI.

Entradas populares