un pasado intermitente- tú venías a Madrid



Es tan sencillo como decirte “a tu lado he sido feliz” pero quería hacerlo más poético, por eso me he encerrado en el cuarto de las máscaras y he sacrificado la luz general por la luz roja de la lámpara transparente. Ya me he quitado la ropa de la calle y escribo al ritmo de mi corazón y te grito, grito tu nombre dentro de mí sin que salga una gota de voz. Las “gràcies”, con acento al revés, te las doy yo por seguir cuidándome. Lo acabo de escribir y sigo sonriendo, esta vez más alegre porque estás aquí, a mi lado. Te puedo abrazar, puedo comer contigo, puedo ducharme dentro de ti, vestirme delante de tus espejos, puedes peinarme, puedo escucharte y podemos mirar la televisión hasta las cinco de la madrugada, nunca es demasiado tarde.

"Vivir contigo será disfrutar cada segundo de la vida que vamos a comprar", escribí en Madrid en un cuaderno de viaje antes de empezar a vivir a tu lado, continúo pensando que es posible. Muchas veces eres tú el que hablas a través de mi boca. Te quiero.

Comentarios

marian ha dicho que…
Qué lindo... Y la foto de tus piececitos, también :)
Anónimo ha dicho que…
¡Bonito de una enamorada!

Sigue siempre feliz que es lo más importante de nuestra vida.

Un beso de Llamj

Entradas populares